NUEVO PROCESO DE CATEQUESIS

 

SIN PRISAS PERO SIN PAUSA

Es normal que el nuevo proceso de catequesis de infancia vaya calando sin prisa pero sin pausa en los sacerdotes, catequistas y padres que solicitan que sus hijos comiencen o continúen un proceso para hacerse cristiano.

Pero como siempre ocurre con lo nuevo, no encontramos con respuestas diversas. Hay sacerdotes y catequistas ilusionados y trabajando muy seriamente con este proceso. Otros más cautos por miedo a lo nuevo van más lentamente percibiendo lo positivo y las dificultades del nuevo proceso. Algunos más escépticos se dejan llevar entre lo viejo y lo nuevo esperando ver cómo evoluciona el nuevo proceso. Otros no terminan de ver y entender el nuevo proceso porque están convencido que no aporta grandes cosas a lo que se venía haciendo. Todas estas respuestas son normales y hasta lógicas porque siempre lo nuevo crea incertidumbre y a veces hasta miedo a equivocarse.

Por todo ello, doy gracias a Dios, porque la Iglesia de Málaga está viva, no está quejándose de realidad sino que está afrontándola aunque siempre las respuestas sean diversas, sin prisas y sin pausas. Mientras hagamos entre todos un seguimiento que nos ayude a descubrir las dificultades y los aciertos que tiene este nuevo proceso de catequesis de infancia con el fin de seguir aunando criterios que faciliten a todos a ir en una misma dirección en esta tarea de iniciar o continuar en la vida cristiana. Así no dudes en enviar a la delegación todas aquellas aportaciones y sugerencias que nos ayuden.

Hermanos, sacerdotes, catequistas y padres gracias por el esfuerzo que estáis haciendo por impulsar este nuevo proceso que inicia en la vida cristiana.

 

Manuel Márquez Córdoba.

Delegado de Catequesis.